La educación: Un derecho que abre la puerta a otros derechos

La educación: Un derecho que abre la puerta a otros derechos

OEI México . 20/12/2017
Tamaño del texto + -

La educación no solo se configura como un derecho fundamental per se, sino que constituye, a su vez, la puerta de acceso al conocimiento y reconocimiento de otros derechos. Educación y derechos humanos son conceptos indisolubles: no hay derechos sin educación, ni educación sin derechos. Se trata de un derecho habilitante, de un derecho sine qua non; es decir, sin él, los otros derechos corren el riesgo de no poder siquiera conocerse o reconocerse.

Quizá, por este motivo, se trata de un derecho y, al mismo tiempo, un deber. Además, es universal, es obligatorio y su goce debe ser gratuito, al menos, en determinadas etapas de la vida.

En esta edición de Transatlántica de Educación se  aborda la educación como un derecho-deber que abre la puerta a otros derechos. Ponemos el foco en el contexto actual, pero también levantamos la mirada hacia el horizonte del año 2030, en línea con las metas establecidas en la Agenda para el Desarrollo Sostenible.

La publicación cuenta con la participación de Arturo Velázquez, director y representante de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en México.